Páginas

Buscar este blog

Archivo del Blog

Seguidores

miércoles, octubre 04, 2006

VEINTICUATRO

Tres poemas del último libro de Emmanuel Taub, que se presentó ayer, 03/10/06, en el Bar Tuñón de la Ciudad de Buenos Aires.


Las puertas

La niñez es solamente un árbol incendiándose
resquebrajado por el viento en su travesía de fábula
la tierra sin nombre.
El hacedor de historias ha muerto
navegante sin océano
agotado
de palabras y de versos.

No preguntes por qué.
Las puertas
nunca
se cierran solas.


Marea alta

Gota a gota el aire se vuelve invisible
y así
frente al mar
frente a frente
siempre inmóvil
ciudad de espejos
ciudad de sombras que
desaparecen
y en un suspiro
el frío
el pasado
y en un suspiro
el olvido
solamente
recordará nuestros huesos. Punto
y aparte.

Frente al mar
todos somos alfonsinas.


Augurios

Es la hora
de la desazón de la montaña sin atardecer
de la sílaba inconclusa de tu boca al besar
es hora de esperar
de partir
de volver
de atizar el tiempo
de desvanecer la ciudad al cerrar los ojos
es hora
de aplastar los trenes bajo el pulgar
es la hora de los girasoles llorándole a la tierra
de la tierra renaciendo a los hombres
como árboles de fruta
es hora de cegar tu miedo
de fulminar la gota de día
escondida en la persiana
es la hora
de la palabra estanca
del verbo menguante
del silencio que se esconde:
tal vez
y sólo tal vez
alguien quede después de todo.

2 comentarios:

Naranjada dijo...

Gracias por compartir estos poemas! siempre es un gusto pasar por tu blog

saludos

C. J. Aldazábal dijo...

Gracias a vos, Mario!

Saludos,
CJA