Páginas

Buscar este blog

Archivo del Blog

Seguidores

domingo, diciembre 14, 2014

MUDANZA

Mudanza


Me cubro con la promesa:
eso es el futuro, una promesa que protege.
Si no tuviera esta pequeña certidumbre
ya estaría cayendo por el cerro,
lastimándome con las espinas,
desembozado en la sangre del cardón.

¿Cómo se sostiene el alma
en este desequilibrio?

Doy un pasito por la cuerda,
a ver si arribo al otro lado,
ahí donde el consuelo es gratis.
Pero el agua ejerce su chantaje:
por culpa del agua me acurruco en el futuro
y veo impaciente cómo no pasa el tiempo:
esa falta de sincronía entre el esperar y el transcurrir
a la que algunos llaman “eternidad”.

Cuando llegue el camión para buscar despojos
(“mudanza” le dicen)
el agua subirá e inundará los cerros.
Pero la cuerda permanecerá, y por ahí
escaparemos con destino al futuro.

Llegará el día en que la promesa rescatará mi sangre.

La eternidad no sumará en la cuenta.

Sólo tu voz dará su veredicto.

Tu voz:
canoa por el aire,

abrigo de mis penas,


origen y final de esta aventura.

(de "Piedra al pecho", Valparaíso, España, 2013) 

2 comentarios:

Eunice Di Giorgio dijo...

Llegará el día en que la promesa rescatará mi sangre.

Eunice Di Giorgio dijo...

Llegará el día en que la promesa rescatará mi sangre.